Posted by & filed under Blog.

Recibo regularmente consultas sobre la pertinencia de algunos términos que figuran en ciertos tesauros del Banco de Vocabularios Jurídicos de Infojus y en otros tipos de vocabularios. Estas inquietudes me invitan a poner de relieve algunos aspectos que pueden describir o ejemplificar los Vocabularios Controlados.

Hoy me detendré en cómo se pueden compensar las dificultades causadas por la ambigüedad terminológica.

La comunicación precisa es un proceso que constituye uno de los objetivos centrales de los Vocabularios Controlados y en este sentido, la ambigüedad y la vaguedad son claras muestras de lenguaje impreciso. Hay términos que remiten a más de un significado y esta condición se da por vaguedad conceptual, por polisemia o por homonimia. Y en todos los casos nos enfrenta a determinar cuál es el significado correcto de la voz ambigua.

Me referiré a caminos que llevan directamente a disminuir la ambigüedad propia del lenguaje natural, siguiendo reglas de control de vocabularios y con el fin que cada término exprese su valor semántico en el marco de un sistema conceptual.

En ciertos tesauros, podemos observar que hay términos vagos como lo son:

  • exclusión,
  • beneficios,
  • abusos,
  • actos,
  • red,
  • egreso.

En estos casos, en la tarea de encontrar el significado justo del término, nos vemos sin la posibilidad de decidir a qué se refiere porque contamos con interpretaciones posibles pero ninguna de ellas cobra un sentido que sea acotado o brindado por el vocabulario.

Otras formas lingüísticas presentan imprecisión semántica dada por ambigüedad léxica que pueden ejemplificar términos polisémicos como:

  • fondos,
  • guías,
  • poder,
  • planes.

Aquí, la elección del significado implica ver un número finito de acepciones que dependen de un contexto conocido expresado por el tesauro.

Algunos caminos que siguen los vocabularios controlados y llevan a resolver la imprecisión permitiéndonos desambiguar son:

El uso de términos compuestos: Cuando un término es inespecífico, podemos utilizar formas compuestas, también llamadas descriptores multitérminos. Si queremos resolver la ambigüedad léxica por el contexto, podremos añadir un complemento al núcleo nominal, para que aclare a qué significado concreto se refiere.

Esta resolución está ampliamente avalada por reglas de construcción de vocabularios en los casos en que cada palabra que compone el término no conserva el significado que expresa por separado o bien si la palabra es polisémica como en los términos:

  • fondo de comercio; códigos de fondo; fondo marino;
  • redes cloacales; redes sociales; redes viales;
  • egreso de divisas;
  • club de campo; clubes deportivos.

También si existe una alta coocurrencia de las secuencias léxicas en la disciplina expresada por el vocabulario, como lo muestran:

  • daño por empleo de sustancias venenosas;
  • daños causados por el trabajador;
  • daños estructurales del automotor.

Es sabido que el uso indiscriminado de este recurso puede dar origen a redundancias, sin embargo, puede ser adecuado asumir ese riesgo dadas las intenciones de claridad de los Vocabularios Controlados.

El uso de calificadores: El calificador es una palabra o frase que se agrega entre paréntesis al término y forma parte de éste. Suele utilizarse cuando la polijerarquía no está permitida por reglas propias del vocabulario o cuando hay ambigüedad semántica o léxica.

Un ejemplo de resolución por medio de calificadores, lo adopta con reglas muy particulares el Tesauro Cooperativo de Derecho Argentino que a su vez lo toma del Tesauro SAIJ de Derecho Argentino. En ambos casos, los paréntesis solo contienen una aclaración a la especialidad del derecho pertinente y permiten desambiguar algunos términos polisémicos o que se encuadran en ramas del derecho diferentes. Como ejemplo, en el manual de construcción se mencionan:

  • concesionario (administrativo);
  • afectación del inmueble (administrativo);
  • principio de especialidad (penal);
  • principio de especialidad (civil).

Para ver más detalles de casos en que se utilizan los calificadores, se puede consultar “Condiciones de uso de los calificadores para eliminar la homografía”.

El uso de notas: Otro camino para llegar a un grado de precisión satisfactorio es la inclusión de notas. Estas pueden ser notas de alcance, en las que se indica el alcance del uso del término o también notas definicionales, para describir el concepto completo que representa la voz. Es de destacar que en un vocabulario controlado de Derechos Humanos en la Argentina, el término madres, necesita presentar una aclaración precisa con nota. Esto es así, aun si se podría recomponer su significado por el sistema conceptual donde se inserta y no se considera información redundante. Del mismo modo, ocurre con el término alimentos en un vocabulario jurídico.

María Antonia Osés
terminologaentusiasta@blogspot.com
lexicoantonia@gmail.com

Links:

Bibliografía:
OSÉS, MARÍA ANTONIA. Tesauros relacionales y acceso a la información especializada. Metodología para el desarrollo de un tesauro de terminología jurídica. Buenos Aires: Dunken. 2000.

Comments are closed.